Violencia y terrorismo sindical en Colombia se extiende a pesar de los muchos acuerdos de paz.

0
18

El último informe de la Confederación Sindical Internacional muestra el alcance sorprendente de la violencia contra los sindicalistas en Colombia. Treinta y cuatro sindicalistas fueron asesinados en 2018, casi dos tercios de los casos mundiales. Esto es más del doble que el año anterior, el recuento de 15 asesinatos, lo que incluso convirtió a Colombia en el país más peligroso para la organización laboral.

La violencia ha continuado hasta 2019, con 10 miembros del sindicato agrícola Fensuagro asesinados este año y 30 desde fines de 2016. Trece maestros también fueron asesinados en 2018 en medio de una huelga nacional por condiciones y salarios.

En 2018, se invitó a Colombia a unirse a la OCDE, formada por los países más ricos del mundo, a pesar de que viola claramente los estándares establecidos de derechos y condiciones laborales.

La violencia antisindical es un importante contribuyente al abismal historial de derechos laborales en Colombia. Por lo tanto, proteger a los sindicalistas no solo salvará vidas, sino que mejorará las condiciones para millones de trabajadores.

La violencia contra la sociedad civil ha continuado a pesar del acuerdo de paz de 2016 entre el estado y las Farc para poner fin a décadas de conflicto armado. Colombia enfrenta una catástrofe de derechos humanos, con más de 500 activistas sociales y 135 ex guerrilleros de las Farc muertos desde que se firmó el acuerdo. La ONU dice que el acuerdo es vital para enfrentar la violencia y recordó al gobierno sus obligaciones con el proceso de paz.

La comunidad internacional debe exigir que Colombia garantice la seguridad de sindicalistas y activistas. También instamos al gobierno de Colombia a implementar plenamente el acuerdo de paz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here