Asesinato político alerta al pueblo venezolano y a comisión enviada por Bachelet

0
8

La visita de Michelle Bachelet a Caracas, cumplida hace poco más de una semana, no dejó mucha esperanza. Lo esperado, de parte de la oposición venezolana, era que la comisionada reprendiera por televisión, en vivo, al presidente Nicolás Maduro etiquetándolo como dictador y asesino en sus narices. La expresidenta chilena hizo lo que le tocaba, escuchó testimonios de decens de víctimas y activistas de derechos humanos. No dejó de señalar las sanciones estadounidenses sobre la dictadura que vive Venezuela causante de la tragedia humanitaria y el éxodo masivo.

Bachelet, en su declaración final, admite que ha habido y sigue habiendo torturas en Venezuela y, al mismo tiempo, parece inclinarse que la dictadura se haya comprometido a “llevar a cabo una evaluación de la Comisión Nacional [para la prevención] de la Tortura” y sujetarse, de ahora en adelante, a la práctica de una tortura humanitariamente sustentable. Para eso deja instalados en Venezuela a dos funcionarios observadores.

La última atrocidad realizada por el SEBIN y la DGCIM, ha sido el asesinato del capitán de la Armada Venezolana Rafael Acosta Arévalo a nueve meses del asesinato del concejal Fernando Albán, quien fue arrojado, luego de sufrir torturas sin cuento, desde el décimo piso de un cuartel del infame Sebin. Este evento se efectuó durante la visita de la expresidente chilena y se espera que los liniers de derechos humanos que Bachelet ha dejado en Caracas de hacer incluir en el informe final un comentario

La muerte de Acosta no ha podido rodearse del misterio, murió en presencia de jueces durante una farseada audiencia. Murió a consecuencia de las torturas a que había sido sometido, sin que pudiese proferir más que una agonizante solicitud de auxilio. La sociedad venezolana en reulsión a este crimen deja sentir que la voluntad de resistencia a la dictadura está campante. Es por esto que para el viernes, día de la Independencia, ha sido convocada por el presidente Guaidó una manifestación de protesta nacional.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here