Sacerdote de Argentina acusado de abusar de una menor le dice adiós a la Iglesia.

0
3

El día miércoles 26 de Junio fue ante la justicia y encontrado culpable por abuso a una menor de edad el sacerdote argentino Cristián Vazquez, se le condenó a 30 años de cárcel, será expulsado de la iglesia luego de que el papa Francisco verifique la sentencia tomada por el Tribunal Interdiocesano de Neuquén.

Debido a que la sentencia del juez ha sido de alta gravedad se necesita que el santo padre de una confirmación de la situación. La decisión ha sido clara, la expulsión y es a lo que se le llama una sanación expiatoria perpetua , mencionó el obispo de la diócesis de Tierra del Fuego, lugar en el que sucedieron los acontecimientos .

Con 39 años de edad, el sacerdote Vazquez, quien efendió su inocencia en todo momento, fue testigo del veredicto de la ley que lo cierne a 11 años de prisión por los delitos cometidos de abuso sexual y abuso sexual con acceso carnal agravado, como saldo de las acciones ocurridas en el 2013 a, en el aquel entonces, una niña de 13 años en la ciudad del sur, Río Grande.

El presunto abusador fue acusado justamente civil y canónicamente. En el instante que iniciaron las acusaciones el obispo al mando, Miguel Ángel D’Annibale empezó la investigación en conjunto a otros dos sacerdotes que no integraban la diócesis y cumplieron el papel de tomar testimonios y recolectando pruebas de acuerdo al protocolo comandado por el Vaticano.

Los hechos fueron de tal magnitud que los resultados de las investigaciones fueron dados a conocer a la Congregacion para la Doctrina de la Fe debido a que se encontraban implicados menores de edad y fue esta la que decidió iniciar un proceso judicial bajo el cargo del tribunal eclesiástico local que sentenció al sacerdote a la expulsión inminente.

Actualmente la diócesis está a la expectativa de la ratificación del papá Francisco para así formalizar la expulsión y suspensión de deberes del sacerdote. Obispos han afirmado que las decisiones sentenciadas están a la par con las normal que dicta el último protocolo del Vaticano, las cuales el obispo, Cuerva, afirma que cada vez son más duras .

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here